Sábado 20 Julio 2019

A propósito de amor y amistad El Negocio del Amor

  • %19 19UTC %041 19UTC %2014

Cuando vamos a invertir nuestro dinero el análisis y la preocupación están a la orden del día y como en todo negocio hay mucha adrenalina para tomar la decisión que creemos correcta y  enfrentar el riesgo. Pero cuando se trata de invertir en nuestros afectos solemos meternos unos goles olímpicos y entonces ganamos sí, pero un mundo de insatisfacciones.

En el negocio del amor también la oferta y la demanda están allí latentes pero acomodadas, sin medida y sin freno, dispuestas a persuadirnos y lo peor, a convencernos.

Estar atentos es entonces el secreto: Hay desiertos afectivos por decisión o porque definitivamente es un tema que se nos va embolatando en las esquinas, o porque como decía Benjamín Franklin: “La necesidad nunca hizo buenos negocios”.

Un síntoma claro del desacierto afectivo es la perdida de la perspectiva y del concepto AMOR.  Entonces fácilmente un NADIE termina siendo un ALGUIEN.

Hay que tener claro cuál es la porción del pastel que queremos para nosotros. Si vamos por un buen pedazo -sino el mejor- o si nos contentamos con las migajas. Y claro hay migajas que por donde se las mire son a todas luces guauu. Pero al fin y al cabo siempre serán migajas y no nos podemos permitir subirles de categoría porque ahí, en un altísimo porcentaje el fracaso está cantado pues ningún negocio es bueno si entramos perdiendo. Cuando negociemos las cosas importantes de la vida, démosle la categoría que merecen y apostémosle a que los resultados sean iguales o superiores a nuestros aportes.

No negociemos sobre sueños ajenos, pues aunque es muy tentador solo llegaremos hasta los anhelos de otros que en algunas ocasiones son tan elementales y prosaicas que se logran rápidamente. ¿Y entonces qué?
Busquemos que los otros se enamoren del negocio de nuestra vida y tendremos un equipo completo dispuesto a invertir, no solo en nosotros, sino en todo lo que más amamos. ¡Un negocio en equipo siempre da excelentes resultados. Hagamos con nuestras parejas un buen equipo y tendremos entonces el mejor negocio de nuestra vidas!

Es delicioso sentirse amada…

Estás allí, te siento como al galopar de mis caballo… Me embriago con el placer de tu llegada, con tus labios maleducados que hacen estremecer los míos, con tus desobedientes manos acariciando mi cintura. Una sed que compartes y que solo nuestra delicia acaba. Durante muchas horas secretas soy lo que me pides, horas que aprovecho para inundar tus sentidos de momentos inolvidables, de esos que atrevidos interrumpan tus noches y tus días. Siéntelos,  fueron inventados para que en mi ausencia te consientan. Cuantos rincones, cuantas canciones, cuantas copas, todo tan cómplice. Solo quiero asegurarme que siempre quieras estar conmigo… Es que no te quiero solo a mi lado, te quiero tragado,  te quiero enamorado.

Por: Fabiola Escobar

Inicia sesión para enviar comentarios o comenta con tu cuenta de facebook:

Próximos Eventos

No se han encontrado eventos

Revista Impresa

Ultima Edición: Revista No. 43

Abril - Junio

Ver Todas