Sábado 15 Junio 2019

El lenguaje del corazón... cuando hablan las almas

  • %14 14UTC %041 14UTC %2015

 

Marie Heurtin es uno de esos casos extraordinarios en los que el coraje puede más que la peor limitación. A los 10 años, Marie era una niña salvaje doblegada por un mundo de silencio y tinieblas. La condición de ser sorda y ciega, una incapacidad extraña y particular, parecía impedirle por completo cualquier tipo de comunicación con el mundo y por ende el desarrollo de su libre personalidad.

Pero el destino la llevó a encontrarse con la religiosa Marguerite en la escuela Notre Dame de Larnay. A través de la infinita paciencia y dedicación de la monja, Marie logró aprender a escribir y leer en francés, además de aritmética, geografía, bordado y escribir a máquina. Un logro maravilloso del par de mujeres que fusionaron sus espíritus para resultados tan sorprendentes.

La vida de Marie Heurtin se convirtió en una obsesión para el cineasta francés Jean-Pierre Améris. La descubrió cuando trabajaba en la preproducción de un filme acerca de la escritora estadounidense, oradora y activista política sordo-ciega Hellen Keller. Al toparse con el personaje de Marie Heurtin se decidió por ella para la película. Al contrario de Keller que se convirtió en una figura pública, Marie se dedicó a la vida religiosa en el convento que la transformó para siempre y destinó su vida a la espiritualidad.

El cine nos ha contado diversas historias acerca de cómo la discapacidad humana puede ser superada a fuerza de tenacidad y dedicación. Hemos tenido filmes inolvidables como el argentino ‘Gaby, una historia verdadera’ (1987) de Luis Mandoki, que nos reveló la fascinante historia de Gabriela Brimmer, poetisa y escritora que nació con parálisis cerebral.

Sean Penn se lució con su rol de discapacitado mental en ‘Yo soy Sam’ (2001). Daniel Day-Lewis obtuvo el Óscar y el reconocimiento mundial con ‘Mi pie izquierdo’ (1989). Y más recientemente, Eddie Raymayne conquistó al mundo con su rol como Stephen Hawking en ‘La teoría del todo’ (2014).

Para Marie Heurtin, el personaje central de ‘El lenguaje del corazón’, el director Améris recorrió varios lugares en busca de la actriz ideal. Para él era imprescindible que tuviera la condición de sordera, para dimensionar la cárcel de la chica. “Quería mostrar las manos de Marie mientras tocan animales, árboles y rostros y esa esencia sólo podía lograrla con una actriz discapacitada”.

En un colegio para niños sordos en Chambéry, apareció Ariana Rivoire. “Estaba en el comedor, se le había olvidado el casting. Era albanesa y en su pasado había ciertas similitudes con Marie, superando todo tipo de dificultades comunicativas”. Encontró a su actriz protagonista allí mismo. “Me costó mucho convencerla y al principio no lo logré, porque le suponía un gran esfuerzo memorístico además de renunciar a sus clases de danza”.

 

Finalmente, la interpretación de Ariana Rivoire es uno de los elementos de mayor contundencia de esta hermosa película, ‘El lenguaje del corazón’.

Por: Alberto Posso Gómez

Inicia sesión para enviar comentarios o comenta con tu cuenta de facebook:

Próximos Eventos

No se han encontrado eventos

Revista Impresa

Ultima Edición: Revista No. 43

Abril - Junio

Ver Todas